FIMA-Logo

Conectando la música de montañas del mundo

Al son de las alturas

El viento que baja de las montañas lleva consigo una voz melódica y susurrante; un hilo que junta todas las demás voces, sus alegrías y sus melancolías, sus logros y sus esperanzas, todas las historias de nuestras vidas. La música de alturas, casi tan vieja como las montañas mismas, es el lenguaje que comparten los distintos pueblos del mundo altiplánico, desde el himalaya asiático hasta los andes sudamericanos, pasando por los alpes y los pirineos europeos, el Atlas africano, entre otros.

De surco en surco, de pico en pico, la música lleva los anuncios, las advertencias, las celebraciones y los lamentos. Pasado los siglos, evoluciona, se entremezcla, adopta nuevas formas y alumbra nuevos instrumentos, pero sigue marcando el paso de la vida.

Así nace el Festival Internacional de Música de Alturas –una apuesta para incentivar la creatividad y el talento y promover el reconocimiento de la música de montañas. El Festival reúne a las diversas manifestaciones musicales de altura, que representan un rico patrimonio cultural de la humanidad, en una celebración integradora en Lima.

El festival busca acercar, conocer e integrar la música y las culturas de altura y montaña, profundizando no solo en la música sino también en temas de importancia para su desarrollo. Uno de esos temas es el del medio ambiente. No hay música de montañas sin las montañas, sin el agua y sin la tierra. La relación entre entorno y cultura es profunda e innegable y la influencia de lo que nos rodea, en cuanto a los recursos que nos brinda y sobre los que edificamos, es lo que somos. La música es una de las expresiones más genuinas de la relación con nuestro entorno, con nuestro pasado y con las diversas maneras de ver el mundo.

Organiza

Asociación Arte de Alturas